Entradas

El 64% de los jóvenes españoles desocupados se plantean buscar trabajo fuera de España. También hay un porcentaje de jóvenes que quieren estudiar o realizar unas prácticas en el extranjero para volver con más posibilidades de encontrar trabajo aquí.

En el país de destino no harán, a lo mejor, el trabajo soñado, pero los aprendizajes son tan fuertes que les dan muchas posibilidades para mejorar sus condiciones laborales una vez vuelven.

Ir de viaje sabático, para mejorar el idioma, para conseguir una mejora laboral… no es solo una cuestión para jóvenes. También hay prácticas y voluntariado pensado para personas mayores que quieren hacer un cambio de rumbo laboral. ¿Hay diferencias entre voluntariado y prácticas?

¿Estás pensando en hacer un año sabático?

Cuando surge la oportunidad de estudiar fuera durante un periodo largo de tiempo aparecen muchas dudas. Dudas que queremos ayudar a despejar:

  • ¿Tengo que saber idiomas para inscribirme en los programas de prácticas en el extranjero?
  • ¿Puedo trabajar en el extranjero?
  • ¿Qué documentación necesito para inscribirme a un programa de prácticas internacionales?
  • ¿Por qué hacer unas prácticas profesionales en el extranjero?
  • ¿Cómo elijo programa de voluntariado?
  • ¿Qué actividades puedo realizar como voluntario?

En la sesión informativa donde podremos explicarte las diferencias entre voluntariado y prácticas, la duración de estos programas y la edad mínima para poder participar en un programa de prácticas.

Si tus dudas giran en el entorno de los idiomas que podrás aprender o si es necesario saber idiomas para realizar las prácticas, esta sesión también te resolverá estas preguntas.

En el caso que estés actualmente trabajando y te interese hacer un cambio de rumbo, o descubrir los beneficios de viajar en el extranjero para tu puesto de trabajo, desde Sabática te podemos informar.

El próximo 4 de octubre, en Mataró, haremos una sesión informativa para explicaros las diferencias entre prácticas y voluntariado. También hablaremos de los beneficios y características y todas las dudas que puedas tener. Queremos que puedas decidir tu próximo destino conociendo todas las posibilidades.

Anteriormente hablamos de la diferencia entre el turismo de voluntariado y los programas de voluntariado de larga duración. Hoy vamos a explicar con mas detalles las diferencias y ventajas de cada tipo de voluntariado.

El turismo de voluntariado es realizar un viaje de turismo. Disfrutar del destino a la vez que se realizan actividades de voluntariado. Normalmente son viajes de poco tiempo (un mes de duración). Estos tipos de viajes están en auge desde hace unos años.

El voluntariado internacional son viajes donde los voluntariados trabajan mano a mano con ONG locales, entidades y administraciones gubernamentales para ayudar a la comunidad donde se encuentran. Los programas tienen una duración a largo plazo (de seis meses a un año habitualmente).

Pros y contras del turismo de voluntariado:

Si tenemos en cuenta que el tiempo de duración es de unas pocas semanas, el impacto de nuestra colaboración será pequeño, aunque nos puede llevar beneficios propios como una mayor concienciación:

  • Conocemos de primera mano la situación del país que visitamos, o de la región.
  • Conocemos su cultura y tradiciones a través de la inmersión que realizamos
  • Mayor concienciación del mundo que nos rodea y crecimiento personal
  • Con poco tiempo hay suficiente para colaborar en el voluntariado.
  • No es necesario ser profesional para poder colaborar, habiendo más flexibilidad en los trabajos ofrecidos y los voluntariados que se presentan.

La parte negativa del turismo de voluntariado es que no se puede sufragar el coste de los voluntaristas. Acabas pagando para colaborar en los proyectos. También el hecho que sea una estancia de pocas semanas hace que los voluntarios no vean el resultado final de su trabajo y a veces no entiendan el porqué de su trabajo.

 

Pros y contras del voluntariado internacional:

Como hemos comentado anteriormente, el voluntariado internacional es de larga duración. La razón principal es que el voluntariado busca ayudar a los locales a encontrar recursos propios para mejorar su situación y esto necesita tiempo. Con una estancia mayor tienes más tiempo para conocer el país. La colaboración acaba siendo una ayuda real y efectiva, como motor del cambio y con impacto en el futuro.

Como parte negativa hay la duración del voluntariado, ya que no es suficiente con un mes para poderlo realizar.

Cuando se plantea hacer un voluntariado es necesario reflexionar sobre la utilidad del mismo. ¿Un voluntariado turístico nos ofrecerá la posibilidad de ayudar a la comunidad donde vamos a estar? ¿Es mejor hacer una aportación económica o ofreciendo material (ropa, material escolar) en una ONG especializada?

Cuando más tiempo puedas hacer un voluntariado, más resultados palpables tendrás de tu tarea allí.

Sabática pertenece a WYSE WORK ABROAD y es miembro activo de esta organización. La WWA es la única organización mundial que regula los voluntariados internacionales.

 

Estados Unidos o el Norte de Europa, hacer un año sabático está muy extendido y es reconocido. En España aún cuesta de ver como una oportunidad irse durante un año, o en algunos casos unos meses, a otro país para trabajar o estudiar.

Esta es la razón principal porque normalmente los años sabáticos lo hacen jóvenes que han terminado los estudios de instituto y antes de entrar en la universidad aprovechan para ir fuera. Entrar en la universidad significa muchas veces empezar con unos estudios que te permitirán conseguir un trabajo relacionado con lo estudiado. Una vez entrada en la rueda, dejar el trabajo o tomarse un tiempo sabático, no siempre está bien valorado. Se considera que el año sabático es como su nombre indica “para no hacer nada”. Pero aprovechar para viajar en otro país puede ser una puerta a mejorar laboralmente.

Hacer un año sabático antes de empezar los estudios también ayuda a descansar después de hacer el bachillerato. Plantearte tu futuro. No siempre a esta edad tenemos decidido que queremos estudiar. No estamos preparados para el primer año en la universidad, habitualmente duro. Tomarse un descanso en forma de viaje te ayuda a explorar dentro de ti si realmente tienes claro que quieres estudiar o por donde quieres encaminar tu vida.

Hay diferentes formas de aprovechar este tiempo:

 

Aprender idiomas:

La principal razón porque los estudiantes de bachillerato hacen un año sabático antes de entrar en la universidad es para aprender idiomas. Sobretodo en el caso del inglés, cuando la posibilidad de hablarlo fluidamente es difícil aquí, una opción muy recomendable es estudiarlo fuera. Aparte de las clases en academias o escuelas, estar rodeado del idioma diariamente ayuda a su mejor aprendizaje.

Aprender otro idioma a la perfección también ayuda en caso de querer entrar en algunas carreras, donde el dominio de terceras lenguas (principalmente inglés) es imprescindible.

 

Cambio de rumbo laboral:

Un año sabático puede significar un cambio de rumbo laboral en dos sentidos diferentes:

  • Cuando estamos estancados en nuestro puesto de trabajo y queremos mejorar dentro de la empresa
  • Cuando queremos hacer un cambio de rumbo laboral, con otros trabajos en otras empresas.

Hacer un año sabático, o unos meses, para trabajar en otra empresa del mismo sector pero extranjera, nos permite conocer otras maneras de trabajar, otros sistemas y innovaciones. Estas innovaciones nos pueden ayudar a aplicar en nuestro puesto de trabajo habitual. Con estos nuevos conocimientos, conseguir un ascenso dentro de la empresa es más fácil. La temporada sabática nos da herramientas para enfrentarnos a nuevas responsabilidades.

También hay la posibilidad de tomarse un año sabático porque se necesita hacer un cambio de rumbo laboral. En algunos casos el año sabático, y trabajar durante un tiempo en áreas diferentes a las nuestras. Nos ayuda a pensar y plantearse el futuro laboral que queremos para nosotros y puede ser la puerta a un cambio de rumbo. Un ejemplo es el de Elvira Paris, que entrevistamos hace unas semanas o Francesc, que después de unos años dedicados a empresas del mundo financiero, ahora tiene una consultora especializada en mindfulness.

 

Trabajar de voluntariado:

Otra posibilidad es ir de año sabático a realizar un voluntariado. Estos voluntariados se realizan con ONG locales o entidades que necesitan voluntarios en diferentes sectores. Dan la oportunidad de disfrutar de un tiempo sabático ayudando a la vez que se consigue un intercambio cultural.

Sobre el trabajo de voluntariado se tiene que diferenciar con el turismo de voluntariado, del que hablaremos próximamente. Este segundo no tiene en cuenta, la mayoría de veces, que el proyecto de voluntariado tiene que tener un resultado a largo plazo en la zona donde se realiza y que no puede ser un apoyo puntual. Sabática es experta en realizar viajes de voluntariado. Trabajamos con entidades residentes en la zona donde cooperar. Trabajamos con voluntariados de atención a niños, gente mayor, conservación de parques naturales, rescate de animales…

 

Un año sabático no significa que desperdicies un tiempo de tu vida y no tiene que mostrar un currículum vacío. Vas a ganar experiencia y a desarrollar las soft skills, muy valoradas por las empresas. Las soft skills o habilidades sociales y comunicacionales son herramientas que tendrás de por vida.

¿Quieres hacer prácticas en una bodega de Nueva Zelanda?

Este julio se han abierto las inscripciones para la vendimia 2019 en las bodegas de Nueva Zelanda.

¿Ves 2019 lejos? Seguramente sí, pero para preparar toda la documentación y conseguir poder viajar a la otra parte del mundo, ahora es el mejor momento. Aparte, la vendimia se realiza en Febrero-Marzo.

En los últimos 10 años, Nueva Zelanda se ha convertido en un nuevo productor de vinos y ofrece la oportunidad de conocer sus métodos de trabajo y el mundo de la enología en este país del hemisferio sud.

Al ser una industria joven, sus bodegas trabajan con las últimas tecnologías adaptadas tanto a bodegas de grandes extensiones como bodegas pequeñas. Son vinos que están compitiendo con vinos más tradicionales y considerados los mejores del mundo.

«Los vinos neozelandeses son vivos y frutales y se caracterizan por su acidez, concentración aromática y elegancia.»

Conoce las 10 zonas vinícolas de Nueva Zelanda repartidas entre sus dos islas:

Marlborough, en la Isla Sud, es la zona más prospera y conocida, con el 50% de producción de vinos nueva zelandeses. Se cultiva Sauvignon Blanc, Chardonnay  y  Pinot Noir.

Parecido a Marlborough pero más fría es Nelson.

La producción de Pinot Noir se centra en Canterbury y Otago, que es la región vitivinícola más meridional y una de las más frías del mundo. En Canterbury también se puede encontrar Chardonnay y Rieslig.

En la Isla Norte, más cálida, hay sobretodo Merlot y Cabernet Sauvignon. Zonas como Hawkes Bay y Gisborne son las más importantes pero no nos podemos olvidar de Northland, Aukland y Wellington

Si tienes experiencia en vendimias, eres estudiante o graduado en enología, viticultura, agricultura, o estudios relacionados con el vino y quieres viajar a Nueva Zelanda envía tu inscripción a Sabática. Te entrevistaremos y buscaremos una bodega especialmente para ti. Te prepararemos la documentación y todo lo relacionado con tu estancia.

Aprovecha ahora esta oportunidad

Se habla mucho de viajar de Au Pair en Estados Unidos, pero ¿y Canadá? Solo con un visado especial podrás visitar y trabajar en un voluntariado en Canadá.

Hay otros programas para visitar el norte del contintente americano, como son los programas de medio ambiente, donde trabajarás como voluntario en los parques naturales canadienses o en centros de recuperación de pequeños mamíferos.

Los programas de voluntariado en Canadá implican estar rodeados de naturaleza y de fauna. Con su espectacular belleza paisajística, es un sitio ideal para amantes de la naturaleza que quieren disfrutar de un voluntariado diferente. Poder cuidar de animales salvajes, estar en parajes de montaña y en plena naturaleza son apuestas seguras en los programas de voluntariado canadienses.

Y las empresas valoran muy positivamente que sus trabajadores participen en programas de voluntariado. Hay una cultura de voluntariado fuerte y hace que sea fácil encontrar posibilidades laborales en Canadá vinculados con tu voluntariado. Tu experiencia en voluntariados te da un punto diferenciador muy valorado.

Si decides realizar un programa de prácticas, en Canadá solo se puede con un visado especial.

Con él puedes estar hasta 6 meses como turista y realizar cursos de idiomas o hacer prácticas de voluntariado. Desde 2010 existe este visado. Es el único acuerdo que existe en España para trabajar en Canadá.

Para conseguir la Working Holiday Visa tienes que tener en cuenta que se conceden anualmente 800 visados, repartidos mediante visado. La solicitud se hace online. Los requisitos son:

  • Tener entre 18 y 35 años
  • Tener un ahorro de 2,500 dólares canadienses para cubrir gastos
  • Tener capacidad para contratar un seguro médico
  • Tener un billete de ida y de vuelta

Para acceder a toda la información puedes consultar e iniciar los trámites en la página del Gobierno de Canadá o hablar con nosotros y dejar que nos encargamos de todo el papeleo.

Cada vez hay más empresas que buscan motivar sus equipos con actividades fuera de la oficina, al aire libre, para sacar el máximo potencial de los empleados. Para la empresa significa formar a los equipos de trabajo. A la vez que al destacar sus puntos fuertes para ofrecerles mejores posibilidades laborales. Organizar actividades motivacionales les reporta visibilidad y reputación, y se muestran modernas y enfocadas al bienestar del trabajador.

Como empresario que quiere el mejor para el equipo, conoces la importancia de tener a los trabajadores motivados. ¿Y qué hay mejor que mantener el equipo de trabajo motivado que participar en una actividad diferente?

Los programas de voluntariado corporativo quieren ser esta actividad diferente y motivacional para las empresas. No son las típicas jornadas de el Paint-ball o de escalada. Tampoco las sesiones de reuniones con brainstorming y puesta en común de nuevas estrategias.

¿Para un trabajador que mejor que poder demostrar a su superior su talento y su capacidad de desarrollarse en un entorno que simula el mundo empresarial?

Imagínate poder premiar a un buen trabajador con un viaje que os beneficie a los dos. El trabajador podrá demostrar su talento y su capacidad de desarrollarse en un mundo diferente al habitual de la oficina, con problemas reales pero aplicables en el día a día de la empresa.

Como empresario estarás cumpliendo con las dos necesidades de las empresas actuales: formar tu equipo e incrementar la Responsabilidad Social Corporativa. También podrás detectar los puntos fuertes de tus trabajadores y como se desarrollan en el trabajo en equipo.

El trabajador que tenga la oportunidad de trabajar en un voluntariado corporativo estará de una a dos semanas trabajando codo con codo con una ONG. Con un equipo de formadores que le ayudaran en su transferencia de aprendizajes.

En un mundo en que los jóvenes buscan empresas creativas, innovadoras y que valoran el talento del trabajador por encima de su currículum, encontrar programas especiales de voluntariado corporativo repercute en la empresa favorablemente. ¿Quieres perder esta oportunidad o quieres formar parte de una manera de entender el mundo empresarial?

Si, como empresario, tienes un buen equipo al que quieres premiar, contactarnos y decirnos que necesitáis. Estaremos encantados de ayudaros y preparar una propuesta a medida.

Un año sabático significa conocer la cultura del país de destino, viajar y en algunos casos también estudiar en el extranjero. Por esta razón te explicamos los 10 destinos más carismáticos para visitar en tu año sabático, realizando tareas de voluntariado o estudiando.

En algunos casos te puedes beneficiar de becas o programas para estudiantes, que harán que tu estancia en el extranjero no sea tan costoso.

10 lugares para visitar en tu año sabático

  • Australia

Como estudiante o graduado de Turismo, cocina o restauración, puedes hacer prácticas en hoteles de Australia mientras aprendes inglés con una inmersión total.

En Australia te recomendamos visitar Sydney y su palacio de la opera, Melbourne y Perth como ciudades importantes. No te puedes perder visitar la Gran Barrera de Coral o recorrer la Great Ocean Road mientras aprovechas para descubrir sus costas y surfear en sus mares, o ves a los canguros saltar a pocos metros de ti. ¿Te suena una montaña rojiza en medio de los matorrales? Es el parque nacional de Uluru , de visita casi obligada.

  • Canadá

Si te gustan las montañas, los lagos y las cascadas, Canadá es el lugar indicado. Lagos como el Agnes, Louise, Mirror, Peyton o Moraine, cascadas como las de Niagara o Takakkaw. Y parques nacionales como Banff o Jasper, donde podéis ver osos, alces, renos…

Toronto es una ciudad con un espectacular skyline de edificios y el mirador CN Tower, que hacen su silueta reconocible fácilmente. Toronto es una ciudad cosmopolita, como Vancouver, que merece una visita o una estancia más larga.

  •  China

China puede convertirse en tu puerta de entrada profesional en Asia. Tiene una extensión superior a los 9.500.000 km², que hace que tenga una vasta extensión de paisajes diferentes. Pekín, con su plaza de Tiananmen, el Palacio Imperial Ciudad Prohibida o la Gran Muralla merecen una visita, y sus mercadillos. Pero también recomendables son las visitas a Xian o Pingyao, históricas ciudades medievales. O Shangai, donde se respira modernidad por todos sus poros. Pero si el interés se centra más en entornos rurales, la visita a las terrazas de arroz de Longji es muy recomendable.

  •  Costa Rica

Costa Rica es el paraíso de los Parques Naturales y las especies animales. Hay 6 tipos distintos de selva, volcanes y playas paradisíacas dando la posibilidad de vivir durante una temporada en un paraje natural sin igual. Cuando visitas Costa Rica no puedes perder la oportunidad de visitar sus parques nacionales, el pueblo de Tortuguero donde verás nacer tortugas y hacer su recorrido desde la arena al mar, subir al Cerro Chirripó, su montaña más alta, o visitar el volcán con uno de los cráteres más grandes del mundo, el volcán Poás.

También es muy recomendable visitar el volcán Arenal, el lago Arenal y la catarata La Fortuna. Así como el Bosque Nuboso de Monteverde, con una biodiversidad animal increíble. Si te gustan los animales no pierdas la oportunidad de hacer el tour de avistamiento de ballenas jorobadas y delfines. Costa Rica es tu logar si quieres disfrutar de naturaleza y biodiversidad animal.

  • Holanda

Holanda es el país más poblado de la Unión Europea. Pero esto no evita que sea un país con altos parajes verdes y de sus conocidos campos de tulipas. Esto se debe a que el 26% de su superficie está por debajo del nivel del mar y que los ríos Rin, Mosa y Escalda lo atraviesan. Ámsterdam, Rotterdam y la Haya son las ciudades más conocidas pero los pueblos como Marken o Zaanse Shans y sus molinos de viento merecen una visita. Holanda es un país pequeño, que se puede recorrer haciendo cicloturismo o navegando por sus canales mientas descubres sus quesos y sus parajes llenos de tulipas.

  • Irlanda

Irlanda, la Isla Esmeralda, tiene una riqueza paisajista increíble, por sus numerosos lagos, prados verdes y las costas recortadas con fiordos y penínsulas. Si no tienes vértigo es muy recomendable cruzar el Puente Colgante Carrik a Rede. Los paisajes de Irlanda son espectaculares y han sido escenario de muchas películas y series. Si eres fan de Juego de Tronos puedes aprovechar para sentirte como en Invernalia. En Irlanda puedes vivir, durante tu año sabático, en una típica granja de turismo rural y aprender el funcionamiento de un Bed & Breakfast.

  • Zanzíbar

¿Prefieres pasar tu año sabático de voluntariado social y de conservación del medio? Zanzíbar es tu destino. Es un fascinante archipiélago con una arraigada historia y una increíble mezcla de culturas. Sensacionales playas y una gran vida marina. Playas de paradisíacas y reservas naturales como The Chumbe Island Marine o The Jozani Forest merecen una visita durante tu estancia.

  • Noruega

País de vikingos y leyendas de trolls, Noruega se le conoce por sus fiordos y sus parajes. Tu estancia allí, en forma de prácticas en granjas y hoteles rurales, te proporciona la posibilidad de vivir en el campo y tener un año sabático inmerso en la cultura noruega, sus costumbres y su tranquilidad. Durante tu estancia no puedes perderte la ciudad de Bergen, pero tampoco los parajes de las islas Lofoten, el fiordo de Geiranger con su lago de 15 kilómetros y viajar en el tren de Flåm, que atraviesa el fiordo Aurlandsfjord. Si quieres coronar tu estancia, en verano puedes contemplar uno de los fenómenos más bellos del planeta: El sol de medianoche.

  • Nueva Zelanda

¿Quieres hacer prácticas en una bodega de Nueva Zelanda? Hacer unas prácticas en enología te permitirá conocer todo el proceso vitivinícola en el hemisferio sur. Con un 20% de parques naturales, Nueva Zelanda forma parte de dos islas. Montañas, bosques tropicales, volcanes, geiser, fiordos y lagos para descubrir. En Tongariro recorrerás zonas desoladas, volcanes, lagos sulfurosos que te recordaran Mordor de El Señor de los Anillos.

Pero si prefieres vivir en la Comarca puedes optar por visitar la construcción de Hobbiton. Milford Sound es un paraje de glaciares, cascadas y acantilados que merecen una visita. En Waitomo hay unas cuevas donde puedes descubrir, en plena oscuridad, un cielo de cucas de luz. Y todo esto mientas aprendes de vinos.

  • Zambia

¿Te gustan la medicina? En Zambia puedes hacer un año sabático mientras trabajas acompañando a un doctor. Mientas estás en Zambia puedes visitar las cataratas Victoria, navegar por el río Zambezi. O visitar el Parque Nacional de Luangwa donde podrás ver leones, guepardos o elefantes.

 

¿Cuál será tu próximo destino? En Sabática te podemos ayudar